Trabaja en lo que deseas y no trabajarás nunca

Muchas veces encuentro clientes que tienen ya un trabajo estable (y por tanto, un sueldo fijo) pero no son felices en él.

¿Realmente trabajan en lo que les gusta?

Estos clientes cada día van a trabajar y le dan vueltas a ese proyecto que les gustaría poner en marcha. Todos tenemos un hobby o pensamiento que nos gustaría darle forma y hacerlo realidad.

MI EXPERIENCIA

Yo tenía muy claro que quería estudiar Bellas Artes. Empecé queriendo ser pintora y acabé estudiando diseño gráfico. Al principio fue un cambio brusco que no sabía dónde me llevaría, pero luego  me di cuenta de que era el camino correcto.

Disfruto ayudando a pequeñas empresas a mejorar su imagen y darle forma a su proyecto. Me encanta cuando me llega un mail de alguien que está pensando en abrir una tienda o empezar con una empresa. La ilusión que hay en esa persona se transmite y hace que sienta cada proyecto como mío.

Encontré mi elemento. (Si no conoces a Ken Robinson y su teoría del elemento, te recomiendo que veas este vídeo.)

Lo extraordinario sucede cuando salimos de nuestra rutina, reconsideramos nuestra trayectoria y recuperamos viejas pasiones. Ken Robinson

CASO PRÁCTICO

Noelia y Cristina llevaban mucho tiempo dándole vueltas a una idea. Son consumidoras de productos de cosmética ecológica, pero no encontraban ese tipo de productos producidos cerca de casa.

Un día dieron el paso y se decidieron a crear la empresa perfecta para ellas.

Después de muchos potingues e ideas de olores dieron con la base del proyecto. Empezaron realizando productos con una base de stevia, un producto muy beneficioso y difícil de encontrar en el mercado de productos ecológicos cosméticos.

Crearon la marca Hatipai y confiaron en mi para darle un imagen tanto a la marca como a sus productos. Podéis ver el resultado aquí.

ACTUALMENTE

Hatipai cuenta ya con muchos puntos de venta a lo largo del país y tiendas online.

En su página distribuyen sus propios productos por medio de una tienda online.

Y lo mejor…

Están creando una nueva línea con la que ampliarán productos y completarán el servicio a sus clientas.

¿Qué hubiera pasado si Noelia y Cristina no se deciden a dar el paso?

Pues bien, aquellos que pasan a la acción y ponen en marcha esa idea no se arrepienten. Es muy cómodo tener un trabajo fijo, pero trabajar en lo que te gusta te hará ser más feliz y vivir mejor.

¿Cuál es tu idea de negocio o proyecto de vida?

Deja de darle vueltas a esa idea, quizá sea el momento de pasar a la acción y empezar el proyecto.

Y tú, ¿estás ilusionada con tu trabajo?